Eventos

Sin eventos

BUSCAR

¿Te gusta observar la naturaleza? ¿Disfrutas especialmente viendo volar a los pájaros? ¿Llevas siempre los prismáticos a mano? Quizá hasta distingues las distintas especies por el sonido que emiten e incluso reconoces sus colores más característicos. Si te acabamos de describir, no lo dudes, nuestro territorio te va a encantar.

Desde el área de turismo de la Comarca del Bajo Aragón se comenzó hace tiempo a trabajar en la potenciación del turismo ornitológico. Sobre todo porque buena parte de su territorio está incluido en la Red Natura 2000, el conjunto de espacios naturales de mayor valor ecológico de Europa. El reconocimiento conlleva calidad ambiental y una explosión de naturaleza que disfrutamos los paisanos y sorprende a los visitantes.

El territorio bajoaragonés es un espacio de transición donde se mezclan los últimos suspiros e influencias del Mediterráneo con los aires continentales. El contraste y la diversidad de los paisajes permite pasar de amplias extensiones desérticas a perderse entre profundas masas forestales. Y la diversidad de paisajes ofrece también variedad de ecosistemas.

Entre los habitantes de esos ecosistemas encontramos muy diversas especies de aves. Hay tal variedad en morfología, en colores, en cantares o en comportamientos, que el Bajo Aragón se ha convertido en un destino de lujo para la práctica del birding, término con el que se conoce a una forma de observación de la vida salvaje que hace de la búsqueda y el visionado de distintos tipos de aves un entretenimiento sano y respetuoso con el medio ambiente.

 

¿Dónde hay que mirar y qué vamos a ver?

Hay muchos lugares en el Bajo Aragón que invitan a pararse a mirar y descubrir su riqueza ornitológica. Por ejemplo en las grandes extensiones de secano, donde encontraremos al aguilucho cenizo en primavera y al pálido en invierno en busca de ratones y topillos. Allí hay también terreras, collabas, calandrias y todo tipo de aves de pequeño tamaño. Su color predominante, el marrón, les confiere un perfecto camuflaje en el entorno.

En este territorio, los bosques de pinos alternan con los campos de labor, en lo que se denomina bosque mediterráneo. Es el paraíso de las rapaces, entre las que destaca el águila real por su

 tamaño y majestuosidad. En los mases o parideras diseminados se esconden los cernícalos, las lechuzas o el colirrojo tizón. Dar con el lance de una captura de un ratón por parte de un águila o el intento de atrapar en vuelo una paloma es uno de los espectáculos de la naturaleza que ofrece el Bajo Aragón.

La Estanca de Alcañiz es refugio de patos, garzas, cormoranes o gaviotas. También es punto de descanso de las aves acuáticas migratorias. En los cortados rocosos junto a los ríos podemos encontrar el águila azor perdicera, que todavía cuenta con parejas reproductoras en el Bajo Aragón. También están por allí el alimoche, el halcón peregrino o el buitre leonado, junto a otras aves más pequeñas como el avión roquero.

 

Rutas para disfrutar del avistamiento de aves

Para disfrutar más y mejor de la búsqueda de pájaros en nuestro territorio, el Departamento de Turismo de la comarca del Bajo Aragón decidió editar una guía en la que están señalados los mejores lugares para ver pájaros. Podemos ver ejemplos de las aves locales en excelentes fotografías y guarda un completísimo listado con todas las especies posibles de las tierras bajoaragonesas. El reto bien podría ser conseguir verlas a todas, por encima de las 300 variedades.

En la guía se proponen también una serie de rutas que han sido señalizadas para el disfrute de la ornitología y de los diferentes paisajes del entorno. Son distintos hábitats que poseen excepcionales características para distinguir aves y permiten disfrutar de los contrastes del territorio.

- “Por la ZEPA del Guadalope” se extiende en 3.000 hectáreas a lo largo del río y su afluente principal, el Bergantes, especialmente en los términos de Aguaviva y Las Parras de Castellote.

- Con el recorrido por la Estanca y las saladas de Alcañiz descubrimos uno de los conjuntos endorreicos más importantes de la Península Ibérica.

- Por la llamada “Senda de los mojones”, en la Sierra del Vizcuerno, se otea buena parte del Valle del Ebro.

- La ruta por el Barranc Fondo nos sumerge junto al río Mezquín, que pasa a través de una angosta hendidura entre superficies agrícolas.

- La ruta del Bergantes ofrece la posibilidad de caminar entre masas forestales y caprichosas formas rocosas en las riberas del río.

- La ruta de los muladares propone acercarse a los comederos de las aves carroñeras ubicados en Alcañiz y La Mata de los Olmos.

- La ruta del Alcañiz urbano marca un recorrido para llamar la atención sobre las aves que pueden observarse en un entorno habitado.

 

Espacios adaptados para ver pájaros

Pero, además, el Departamento de Turismo de la Comarca del Bajo Aragón está también actuando para crear espacios adaptados a este nicho de aficionados. En ellos la visualización de aves es relativamente fácil, manteniendo en todo momento el respeto hacia el medio y sus habitantes.

Se trata de construcciones de

 madera que ocultan a los curiosos de la vida natural que pretenden observar. Podemos protegernos de las condiciones meteorológicas o sentarnos a esperar mientras esperamos un encuentro. Las ventanas son amplias y nos permiten apoyar las cámaras o nuestros codos cuando nos paramos a esperar.

Uno de los puntos de observación está junto al muladar que se encuentra entre los términos municipales de Alcañiz y Torrecilla de Alcañiz. El acceso está señalizado. También hay un hide fotográfico perfectamente habilitado en el término municipal de La Ginebrosa, con domina un amplio paraje donde es muy fácil ver aves. Además, existen otros dos puntos de observación alrededor de las aguas de la estanca alcañizana.

Todo son comodidades para disfrutar de nuestra biodiversidad extraordinaria, en zonas perfectas para la observación de aves. ¿Te vienes?

 

 

 

 

II SAFARI FOTOGRÁFICO  #VisitBajoAragón

OBJETO

Un safari es una excursión para ver o fotografiar animales salvajes según la RAE. Nosotros hemos tomado prestado el nombre para utilizarlo en un concurso dirigido a fotografiar aves y fauna en general, flora y espacios naturales o muestras de arquitectura popular que se pueden observar en cualquier espacio de la Red Natura de la Comarca del Bajo Aragón.

BASES

1ª. Organizado por la Comarca del Bajo Aragón, en colaboración con la Asociación de Amigos del Río y de los Espacios Naturales (AREN), se organiza el II Safari Fotográfico #VisitBajoAragón, en el que podrán participar todas las personas mayores de edad, que soliciten su inscripción y sean admitidos, cumplimentando la solicitud de participación para adultos al wathsapp 647 014 280 (Clickfoto by Michael) o enviando un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

2ª. Las inscripciones, que se abrirán el día 11 de noviembre con lo que no se procesarán las solicitudes que se reciban antes de las 00,00 horas del día 11/11/2018, estarán limitadas a 25 participantes adultos. La organización podrá ampliar el número de participantes razonablemente si lo estima conveniente. Todos los participantes se inscribirán por riguroso orden de llegada de la solicitud del participante, debidamente cumplimentada.

3ª. Cada participante asistirá al acto provisto de una cámara fotográfica digital de las características que estime más idóneas, pudiendo servirse y utilizar el material de apoyo que estime oportuno, tales como trípode, filtros, lentes de aproximación, teleobjetivos, etc. La tarjeta de la cámara deberá de ser formateada previamente al inicio del concurso, de modo que carezca de imágenes o archivos de cualquier tipo. Las imágenes podrán tomarse en formato RAW, pero es obligatorio que posteriormente queden convertidas en formato JPEG a máxima resolución de la cámara, como único formato de archivo que se va a utilizar en el revelado digital de las imágenes y posterior procesado informático. Las imágenes que no cumplan este requisito no serán procesadas por el laboratorio.

4ª. El día 23 de Noviembre (viernes), a las 18:00 horas, se hará la recepción de participantes en la sede de la Comarca del Bajo Aragón (Calle Mayor nº 22 de Alcañiz, donde se informará a los participantes de cuanto sea necesario para alcanzar los fines del concurso. Asimismo se hará entrega de una lista de objetivos de ¨caza¨, que habrá de ser fotografiada y que deberá figurar posteriormente como la primera de la serie de imágenes que se realicen durante el II Safari Fotográfico.

5ª. El participante podrá realizar las imágenes que estime oportunas, pero solo podrá dejar en la tarjeta un máximo de 10 (más la inicial justificativa de la lista de objetivos, en total 11). De modo que deberá borrar el resto de imágenes que no desee presentar a concurso, para la posterior descarga y revelado digital de las seleccionadas. Podrán utilizarse más de una cámara digital por participante, pero las imágenes que se presenten a concurso deberán ir en una sola carpeta y ésta en una sola tarjeta digital.

6ª Las imágenes que se presenten a concurso podrán ser objeto de ajustes básicos por el participante en su PC antes de su presentación, entendiendo por tales el recorte y reencuadre de la imagen; la nivelación del horizonte; la eliminación de manchas del sensor; los ajustes de brillo, contraste, niveles, curvas y saturación; el uso de herramientas de eliminación de ruido y de enfoque, y la corrección del balance de blancos. No estará permitida la clonación, ni el uso de técnicas HDR (High DynamicRange). Tampoco está permitido el uso de capas y máscaras, ni correcciones selectivas o por zonas. El incumplimiento de estas indicaciones supondrá la descalificación del participante.

En todo caso, las fotografías premiadas serán sometidas a comprobación técnica, para lo cual será obligatorio que todos los participantes conserven, durante un plazo máximo de 30 días naturales, los archivos originales de todas las fotos presentadas a concurso para poder comprobar posibles incidencias o reclamaciones. De detectarse algún incumplimiento, previa audiencia del interesado, quedará descalificado y de haber recibido ya el premio le será retirado el mismo, estando obligado a reintegrar el importe percibido y se le impedirá la participación en los sucesivos concursos que organice la Asociación de Amigos del Rio.

7ª. Existirá un tema libre (que no podrá coincidir con los objetivos de caza, aunque debe de estar centrado en el territorio de caza y/o los municipios de su entorno) y un tema obligado: una representación significativa de los valores humanos, paisajísticos o florísticos del lugar, que se darán a conocer en el momento de la recepción de participantes, así como una lista de "objetivos de caza" a multiplicar por 1,4 o por 2, sobre la calidad artística de cada imagen. Al tema libre se le aplicará el factor multiplicador x 3 sobre la calidad artística.

8ª. El Safari Fotográfico se cerrará en su primera parte a las 17:30 horas del día 24 de Noviembre (sábado), efectuándose un control de participantes entre las 17:30 y 18:00 horas en el camping de Alcañiz, lugar escogido para la entrega de fotografías. Disponiendo a partir de ese momento y hasta las 19:00 horas para eliminar de la tarjeta el exceso de imágenes dejando en la misma un máximo de 10 imágenes (11 con la justificativa) que serán las pasadas a papel. La entrega de las tarjetas por los participantes a la organización se hará entre las 19:00 y 19:30 horas en control con firma. A los participantes que tengan más imágenes en el momento de la descarga de la tarjeta por el laboratorio les serán impresas las 12 primeras por numeración.

9ª. Los retrasos en la firma del control que se cierra a las 18:00 horas, y en la entrega de la tarjeta, que igualmente se cierra a las 19:30 horas, serán penalizados del siguiente modo: Con pérdida de 10 puntos si el retraso es entre 1 y 15 minutos, con pérdida de 20 puntos si el retraso es entre 16 y 30 minutos, y a partir de los 31 minutos de demora quedará eliminado el participante.

10ª. Para poder acceder a la puntuación de concurso y no quedar previamente eliminado, será necesario presentar al concurso una fotografía, como mínimo, del tema obligado de la presente edición que se hará público a la recepción de los participantes, junto con la del tema libre, la que no podrá coincidir con ninguno de los objetivos de caza de la presente edición, pero que no podrá apartarse del tema central de este Safari Fotográfico: Red natura del Bajo Aragón , así como no presentar fotografías copiadas de originales, ni intercambiar fotografías entre participantes. Su inobservancia supondrá la descalificación del participante.

11ª Se reanudará el Safari, en su segunda parte, a las 10:00 horas del Domingo 25 de noviembre en la sede de la Comarca del Bajo Aragón; momento en el que a cada uno de los participantes se le devolverá su tarjeta, junto con las 10 imágenes por él seleccionadas, ya impresas, a tamaño 15 x 20, para que de nuevo seleccione de este conjunto de 10 imágenes un máximo de 6 fotografías y que serán en definitiva las que entren en concurso. Hasta las 11:00 las 6 imágenes seleccionadas habrán de ser colocadas por el propio participante en una cartulina que le será facilitada por la organización, que tendrá un número sorteado al azar y que será el de montaje en la exposición, en las que figurará la referencia a los objetivos de caza, como pies de foto, así como en la parte superior izquierda de la cartulina el número que le ha correspondido en el sorteo de cartulinas.

Importante:

No se aceptaran cartulinas después de las 11:00 h.

En el montaje de las fotos en la cartulina por el participante, no se permitirá el uso de marcos ni montajes en papel, material plástico o de otro tipo, el participante que lo haga será invitado por la organización a que los retire antes de ser puntuados y si no lo hiciere será descalificado.

A Las 11·30 Las fotografías quedarán colocadas y montadas, ya puntuadas por la organización en cuanto a los objetivos de caza logrados, para ser visionadas y puntuadas por el jurado. A las 13:00 se harán públicos los ganadores y se entregarán los premios. En el montaje de las fotos en la cartulina por el participante, no se permitirá el uso de marcos ni montajes en papel, material plástico o de otro tipo, el participante que lo haga será invitado por la organización a que los retire antes de ser puntuados y si no lo hiciere será descalificado.

12ª. A cada una de las fotografías, que hasta un máximo de 6 presente el participante, el jurado le asignará una puntuación del 0 al 10, en función de valores fotográficos y artísticos. Si la fotografía seleccionada por el participante está dentro de los "objetivos de caza", será multiplicada en su puntuación por el valor 1,4 ó 2 previamente asignado, o 3 en el caso del tema libre. Un mismo objetivo de caza no podrá puntuar más de una vez por participante. Si se presentan más de 6 imágenes, quedará eliminado el participante.

13ª. Las fotografías participantes permanecerán expuestas en el patio de la casa Maynar de la comarca del Bajo Aragón

14ª. Será ganador absoluto del Safari Fotográfico el participante que más puntos sume.

15ª. Los ganadores se darán a conocer a las 13:00 horas del día 25 de Noviembre (domingo), y se entregarán los siguientes premios:

- A) Al ganador absoluto: un premio en metálico de 250 euros + Diploma.

- B) Al participante que quede en segundo lugar: un premio de 150 euros + Diploma.

- C) Al participante que quede en tercer lugar: un premio de un jamón ofrecido por cortesía de Jamones Martí + Diploma.

Todos los premios de las mejores fotos serán publicadas en Internet en la Web y RRSS de los organizadores y colaboradores, con expresa indicación a su autor así como al premio recibido.

16ª. El jurado estará formado por un fotógrafo reconocido de la zona, un representante de la comarca del Bajo Aragón y otro de la Asociación de Amigos del Río y los Espacios Naturales

17ª. A juicio del jurado se podrá dejar desierto alguno o algunos de los premios o concederse alguno nuevo a los previstos.

18ª. Las decisiones del jurado serán inapelables.

19ª. Los participantes asumen sus propios riesgos y responsabilidades en la participación en el concurso, procurándose sus propios medios de desplazamiento en la jornada.

20ª. Los organismos organizadores y colaboradores podrán utilizar las fotografías premiadas, con expresa referencia a su autor, para la difusión y/o promoción de esta actividad o de las singularidades y valores del territorio, conservando los autores sus plenos derechos sobre la imagen, por lo que de usarse ésta se hará referencia expresa a su autoría.

21ª. La participación en el Safari Fotográfico, supone la total aceptación de estas bases, quedando autorizado el uso de los datos de los participantes a los fines propios de este concurso.

22ª. Los organizadores se reservan el derecho de modificar las bases hasta la fecha de realización del safari, notificándolo el primer día del safari.

SUGERENCIAS:

A) Se aconseja a los participantes que asistan a la jornada provistos de un ordenador portátil para poder visionar correctamente las imágenes facilitando su selección, efectuar los ajustes básicos autorizados o eliminar las que no se presenten al concurso.

B) Si desea conservar las imágenes que haga en la jornada, además de las que presente a concurso, se aconseja copiar el contenido de la tarjeta al ordenador portátil o disco duro antes de seleccionar las imágenes a presentar a concurso y de eliminar las no seleccionadas.

 El mes de enero es sinónimo de tradición en la Comarca del Bajo Aragón. Los primeros días del año saben a fiesta y huelen a   fuego. El chisporroteo de las hogueras se mezcla con las bendiciones, los dichos o los cantos, las subastas y la carne recién   hecha... Las fiestas de invierno se celebran en nombre de San Antón, San Sebastián, San Valero, Santa Águeda, San Blas o   San Pablo, a quiénes el cristianismo ha erigido como protagonistas de lo que algunos defienden como reminiscencias de   antiquísimas prácticas por el solsticio de invierno o rituales purificadores ante el mal y el pecado.

 Frente al frío invernal, el fuego se presenta como un elemento rompedor que da luz cuando el Sol brilla menos horas, que   protege con su calor cuando más frío hace o emerge como elemento renovador al empezar otra etapa. De las cenizas, se   asegura, siempre emerge algo nuevo. Estamos ante los retos de otro año completo y la luz comienza a abrirse paso sobre las   tinieblas, anunciando una prometedora primavera.

 

 Las hogueras

 En la mayor parte de las 20 poblaciones que conforman la comarca del Bajo Aragón se encienden hogueras. Y cada una   de ellas establece un sistema para alimentar la pira. O bien es trabajo comunal para una mañana de convivencia o una práctica   extendida en el tiempo en la que colaboran todos los vecinos. En Valdealgorfa o Calanda la construcción corre a cargo de los   quintos, que cada año se esmeran por construir algo más espectacular. En La Mata de los Olmos los cofrades, elegidos de   fiesta en fiesta, deben acarrear la leña. Hay hogueras más o menos esmeradas pero, al final, todas cumplen la misión de   iluminar la noche, dar calor y, en la mayoría de los casos, servir de brasero para la cena.

 De entre todas las hogueras destaca una para la que se utiliza el apelativo de “monumental”. La de San Sebastián en   Castelserás es todo un desafío en su ejecución, siempre cerca de los 20 metros de altura y los 14 metros de diámetro   en  la recogida plaza de España. El montaje es todo un ritual que comienza días antes, colocando el tronco de álamo que le   servirá de base. Cuando el ritual purificador comienza, en el momento más emocionante de las fiestas patronales, las llamas de   la monumental escapan por encima de los tejados de la población y el público se ve obligado a echarse unos metros hacia atrás   para aguantar el calor. Mientras, un par de valientes se atreven a rodearla bailando el típico “Rodat”. Es sencillamente   espectacular, un momento declarado Fiesta de Interés Turístico de Aragón.

 

  La mochiganga y otros romances

 Junto al fuego, otros elementos convierten a las fiestas de invierno de la Comarca del Bajo Aragón en manifestaciones   únicas. Durante mucho tiempo, las distintas celebraciones fueron el marco de cantos, pastoradas y romances       especiales. Desgraciadamente, muchas de esas prácticas ya han desaparecido. Es el caso de las Tentaciones de San Antón,   en Aguaviva, o “La cadena de oro” en La Codoñera. En La Ginebrosa, sin embargo, todavía se representa “La Sanantonada”.   Cada dos años, los vecinos teatralizan la vida del Santo.

 En Castelserás, los rosarieros cantan las “Completas” y el himno de San Sebastián poco antes de encender la monumental   hoguera. También hay completas en Torrecilla de Alcañiz durante la víspera de San Blas o día de la Candelera. A los que   cantan allí se les llama “despertadores”, porque sus intervenciones más esperadas ocurren al amanecer. En la mañana de San   Blas, cuando de la hoguera encendida la noche anterior solo quedan rescoldos, recorren las calles recitando sus cantos acompañados por salvas de escopetas.

En algún caso los versos han servido para repasar la vida de la comunidad a modo de catarsis. Se hace de forma pública y a la salida de misa, comentando con humor lo acontecido durante el año anterior mediante cierta crítica a las instituciones y chascarrillos jocosos sobre los particulares. El mejor ejemplo de esa costumbre continúa aún hoy en Mas de las Matas.

Es el momento cumbre de las fiestas de San Antonio y San Sebastián. Todos los vecinos de Mas de las Matas salen a la calle para escuchar la conocida “Mochiganga”. Uno de ellos sube a un remolque para declamar una serie de versos que repasan, con medida sorna, lo ocurrido durante el año anterior. Tanto en la esfera pública como en la privada, cualquiera puede ser objeto de uno de esos versos si ha protagonizado algún tema de interés para los masinos.

Las mozas viejas del pueblo

hoy salen engalanadas

que viene a buscarse novia

el cortante de Las Parras”

El pan bendito

Mientras ríen con la mochiganga, los masinos guardan en sus bolsos o en sus bolsillos varias piezas del solicitado pan bendito. Se ha repartido poco antes, tras haber desfilado en procesión junto a las imágenes de San Antón y San Sebastián. Es creencia popular que su consumo resulta muy recomendable si se quiere tener un buen año. Por eso, muchos se guardan unas piezas para repartirlas entre sus seres queridos ausentes.

La tradición del reparto de pan bendito estaba muy extendida durante las fiestas de invierno. Y algunas poblaciones siguen dándole hoy la importancia que ha tenido siempre. Igual que en Mas de las Matas, en La Codoñera o en Castelserás las mujeres ataviadas con el traje regional portando las bandejas de pan bendito siguen siendo un elemento fundamental de la fiesta de San Antón. En La Mata de los Olmos, Los Olmos, Alcorisa o Torrecilla de Alcañiz, el pan bendito se reparte por Santa Águeda.

Santa Águeda

En realidad, en la festividad de las mujeres, más que el pan o el bizcocho lo que más se bendice en el territorio son las tradicionales “tetas”. Los pasteles de merengue o nata con la forma del miembro que le fue seccionado a la Santa durante el martirio forman parte de no pocas celebraciones, con la habitual bendición y el desfile en procesión.

En La Cañada de Verich, Santa Águeda se celebra a lo grande, con las mujeres vestidas con los trajes tradicionales para salir en procesión. Hay cantos especiales y encienden hoguera. El fuego también aparece en Berge o La Cerollera, donde la hoguera de las mujeres rivaliza con la de San Antón. En Torrevelilla las mujeres toman simbólicamente el poder municipal y eligen “alcaldesa por un día” para dirigir la misa, la procesión, el reparto del pan bendito y la imprescindible comida de hermandad.

Llegas y subastas

¿Y cómo se sufragan las fiestas? Esta era una preocupación muy presente entre los antepasados. Por eso, en muchas poblaciones del Bajo Aragón y generalmente por San Antón, se ideó un sistema para sufragar los gastos a través de los propios vecinos. Se trata de la llega y la manda, nombres que definen los actos de recoger todo tipo de objetos en las casas particulares y su posterior subasta para conseguir dinero en efectivo.

Solo en La Mata de los Olmos se mantiene aún la tradición de recorrer las calles de la localidad llamando de puerta a puerta y recogiendo los donativos de la gente acompañados por músicos. Por la tarde llega el momento de ofertar lo recogido, generalmente productos de comer y de beber, en una animada subasta para todos los vecinos. Esta subasta o manda también forma parte de los actos de las fiestas de San Antonio en Mas de las Matas, aunque aquí los vecinos se encargan de dejar sus productos previamente en la Iglesia. En Berge la manda de San Antón, entendida como la conversión en dinero de los donativos de los vecinos, se hace en forma de gran rifa.

 

 

 

 

Los ganadores del I Safari Fotográfico #VisitBajoAragón son:

  • Primer Premio: Francisco Granell León
  • Francisco_Granel__el_valor_del_patrimonio
  • Francisco_Granell_el_valor_de_la_geologia
  • Francisco_Granell_el_valor_de_la_vegetacion
  • Francisco_Granell_el_valor_de_las_aves
  • Francisco_Granell_el_valor_del_agua
  • Francisco_Granell_tema_libre
  • Segundo Premio: Luis Pitarque García
  • luis_pitarque_el_valor_de_la_geologia
  • luis_pitarque_el_valor_de_la_vegetacion
  • luis_pitarque_el_valor_de_las_aves
  • luis_pitarque_el_valor_del_agua
  • luis_pitarque_el_valor_del_patrimonio
  • luis_pitarque_tema_libre
  • Tercer Premio: Ana María Polo Ramo

  • Ana_Maria_Polo_el_valor_de_la_geologia
  • Ana_Maria_Polo_el_valor_de_la_vegetacion
  • Ana_Maria_Polo_el_valor_de_las_aves
  • Ana_Maria_Polo_el_valor_del_agua
  • Ana_Maria_Polo_el_valor_del_patrimonio
  • Ana_Maria_Polo_tema_libre

 

 

BELMONTE ESQUNA

 Durante el mes de noviembre, la Comarca del Bajo Aragón se convierte en territorio a explorar. Los cazadores de imágenes, participantes en el Safari fotográfico que organiza la institución comarcal   en colaboración con Amigos del Río y los Espacios naturales, recorren el territorio con ojos de descubridor. Buscan el rincón nunca registrado, reparan en los enfoques más sorprendentes o se topan con la estampa más inesperada. Las miradas originales siempre consiguen algo nuevo: muestran lo que para casi todos permanecía oculto, inventan significados o suman posibilidades nunca antes imaginadas.

Para disparar una buena fotografía es importante encontrar el lugar ideal. ¡Cuántas buenas imágenes habremos perdido por no reparar en el mejor escenario! En la Comarca del Bajo Aragón existen muchos espacios en los que lograr “piezas” excelentes para ganar un safari fotográfico y, entre todos ellos, destacan los imprescindibles. Son los decorados fundamentales para definir al territorio, donde la conjunción de factores aseguran que una imagen registrada tiene muchas posibilidades de ser impresionante. O, al menos, única.

 

  1. Los miradores. En el Bajo Aragón turolense existen una serie de puntos que ofrecen la posibilidad de observar las mejores panorámicas. La explanada del Castillo Calatravo en Alcañiz, las ermitas de Valdealgorfa, Belmonte de San José, Castelserás o La Codoñera, la Peña San Juan en Alcorisa o la calle Eras Altas de La Ginebrosa son algunos de esos balcones naturales. A los pies de los miradores quedan las vistas más impresionantes, que permiten conocer los ecosistemas que configuran nuestro paisaje: las áreas esteparias, los bosques mediterráneos o las zonas de transición a la montaña que colorean la superficie de diversas tonalidades.

 

  1. Cumbres. Si sois de llegar hasta lo más alto, si os gustan las vistas de pájaro y un mirador os sabe a poco, probad con nuestras cumbres. La más conocida está en el Cerro Tolocha de Calanda, un lugar de ascendencia mágica donde cuentan que se esparcieron las cenizas del cineasta Luis Buñuel. Desde sus 790 metros de altura se divisa el valle del río Guadalope, con el pantano de Calanda a los pies, y muchos de los municipios que conforman la Comarca del Bajo Aragón. El destino de mayor altura, a 1.038 metros, es el Morrón de Viñas, que se alcanza recorriendo un precioso paisaje con árboles monumentales o construcciones medievales entre Alcorisa y Berge. Y también destaca el Castellar, en el término municipal de Jaganta, donde se disfruta de vistas impresionantes a la Sierra de los Caballos y al valle del Guadalope.

 

  1. Cauces de los ríos. Por la Comarca del Bajo Aragón discurren los cauces de cuatro ríos que han modelado el paisaje durante miles de años. Son el Mezquín, el Guadalopillo, el Bergantes y el que acaba recibiendo a estos tres, el Guadalope. La fuerza de las aguas ha rasgado la roca y los sedimentos que transportados han sido el origen de grandes vegas cultivables. Siguiendo el camino que marcan los ríos, contemplaremos impresionantes paredes petreas, caprichosas esculturas naturales, puentes con historia o bosques de álamos que se transforman con el paso de las estaciones. Y, por supuesto, el agua en sus distintas expresiones: embravecida, precipitándose en cascada, sorteando todo tipo de obstáculos o en la más absoluta calma, como un cristal que abre el mundo subacuático o un espejo en el que verse reflejado.

 

  1. Embalses. El agua casi siempre trae mucho bien. Por eso, para no dejarla escapar al ritmo que impone la naturaleza, se crearon las presas. Las construcciones humanas propiciaron que el territorio bajoaragonés cuente hoy con cuatro grandes extensiones de agua que definen el paisaje. El embalse de Calanda, el de Gallipuén y la Estanca y el Civán, en Alcañiz, se convierten en excelentes escenarios donde fotografiar. Allí es posible capturar los mejores reflejos, crear preciosos contrastes con los elementos de alrededor, inmortalizar los momentos de ocio en todo tipo de actividades o hallar a los generalmente esquivos animales salvajes cuando se acercan a la orilla para beber o refrescarse.

 

  1. Calles de piedra y forja. Los núcleos de las 20 localidades que conforman la Comarca del Bajo Aragón guardan sorpresas en forma de curiosos rincones. Nos gustan porque son bonitos, porque impresionan, por lo bien cuidados que están o porque atesoran detalles que consiguen llamar nuestra atención. No nos equivocamos al decir que cualquier municipio del territorio puede ser objeto de buenas fotografías. Pero, entre todos, llaman especialmente la atención aquellos espacios en los que la monumentalidad se viste con sillares de piedra arenisca. Los edificios presumen de antigüedad y de importancia. Los trabajos con cincel se completan con los de la forja en preciosas expresiones de metal. Los mejores ejemplos de esta belleza están en las calles de Belmonte de San José, pero también hay mucho que mirar en Cañada de Verich, La Cerollera o La Ginebrosa.

 

  1. Casas consistoriales. Son el símbolo del poder civil. Con su diseño y construcción, los vecinos de cada una de las poblaciones bajoaragonesas reflejaban su relevancia. Por eso se lo tomaron tan en serio y hoy las vemos, en muchos casos, como verdaderos tesoros. La mirada a las casas consistoriales suele ser siempre acertada. De hecho, suelen considerarse imágenes de referencia. Así ocurre en Alcañiz, donde el ayuntamiento es uno de los más bellos ejemplos de construcción renacentista y conforma una preciosa estampa junto a la lonja gótica. De ese tiempo son también otras casas consistoriales de planta similar, construídas con piedra sillar y lonja, como las de Torrecilla de Alcañiz, La Codoñera o Valdealgorfa. Es también singular, por el espacio irregular en el que se asienta y la imagen que configura con la iglesia, el ayuntamiento de La Mata de los Olmos.

 

  1. Fuentes. Es un clásico de la fotografía. Con una cámara en la mano e intenciones creativas, pocos se resisten al típico chorro de agua en escorzo o la grifería decorativa en primer plano. Las fuentes y los lavaderos no solo son elementos muy fotogénicos, también han sido siempre puntos de encuentro entre vecinos, escenarios seguros para encontrar animación callejera. La mayoría de las localidades del Bajo Aragón cuentan con fuentes en uso en las plazas y calles más céntricas. Las hay en Aguaviva, La Ginebrosa, Mas de las Matas, Los Olmos o las Parras de Castellote. Las más destacadas, por monumentales, la Fuente de los 72 caños de Alcañiz, la Fuente de los tres chorros de Alcorisa y la Fuente Nueva de Valdealgorfa.

 

  1. Espacios museísticos. Todos los municipios de la Comarca del Bajo Aragón cuentan con espacios expositivos de carácter general o, principalmente, de temáticas muy determinadas. Centros de interpretación sobre la guerrilla en La Cerollera, el urbanismo medieval en La Ginebrosa o los botánicos Loscos y Sastrón en Castelserás. Espacios que muestran cómo se fabricaba la harina en Mas de las Matas o el aceite en Cañada de Verich y Jaganta. O recreaciones que se hacen eco de acontecimientos del pasado como el museo de Miguel Pellicer de Calanda o el Refugio Antiaéreo de Alcañiz. Son unos pocos ejemplos de muchos y variados temas en distintos espacios muy vistosos, tanto por haber sido objeto de cuidada restauración como por haberse procurado una completa musealización, que ofrecen muy buenas posibilidades para conseguir las imágenes soñadas.

 

  • Accesit_Fuente_de_Alcorisa_autor_José_M_Garcés_Gargallo
  • BELMONTE_ESQUNA
  • Estanca_
  • Mirador_Tarayola
  • Museo_escuela_de_Alcorisa
  • cumbre
  • rsz_primer_premio_2016_el_guadalope_de_castelseras_juan_josé_quílez_fernández
  • torrecilla

1200x628 safari fotografico

Bases de participación

Más información

INSCRIPCIONES

 

Form by ChronoForms - ChronoEngine.com

FaLang translation system by Faboba