Eventos

Lunes 11 de Diciembre 2017
Curso "La caja de luz" en Torrecilla de Alcañiz
Lunes 18 de Diciembre 2017
Curso "One more cup of coffee" en Alcorisa
Sábado 30 de Diciembre 2017
Santi Gandul canta por Sabina en Aguaviva

BUSCAR

calanda

Bienvenidos a Calanda, localidad del Bajo Aragón, situada en la confluencia de los ríos Guadalope y Guadalopillo. Su topónimo parece proceder del primitivo asentamiento celtibérico denominado “Kolenda”. A su nombre acompañan los títulos de Antiquísima, Muy Leal, Fiel y Fidelísima.

cal04Existen restos arqueológicos desde el paleolítico, lo que demuestra un poblamiento muy temprano. La cultura ibera también estuvo presente, en los poblados de Cerro Castiel y Campo Consejo. Pero los restos más importantes se localizan en la partida de Albalate, donde se situó una lujosa villa romana y de la que se ha conservado un bello mosaico que se expone en el Museo Arqueológico de Teruel.
En su etapa árabe el núcleo poblacional se organizaba en torno a un desaparecido castillo. En esta etapa se sitúa el origen de la tradición cerámica y el sistema de regadíos de la zona. A estos pertenecería probablemente el acueducto de “Los Arcos”, situado en la partida del mismo nombre. Monumental obra de ingeniería hidráulica, construida en piedra sillar y definida por cinco grandes arcos de medio punto sobre los que discurre el canal.


Calanda forma parte de la donación territorial que Alfonso II hace a la Orden de Calatrava tras la reconquista cristiana, la cual otorga a la villa Carta Puebla en 1360. En este tiempo, el casco antiguo se erige alrededor del castillo medieval, prácticamente destruido tras la primera Guerra Carlista, en 1839. Se conserva parte de la muralla, algunos muros, la rampa de acceso y un aljibe.


En 1640 aconteció el “Milagro de Calanda”, obrado por la Virgen del Pilar en la persona de Miguel Pellicer, quien recuperó la pierna que le había sido amputada dos años antes. Como consecuencia se construye el Templo del Pilar, en origen pequeña ermita, convertida en espléndida iglesia barroca de mampostería, culminada en 1722. Junto a ella se encuentra la Casa-Museo de Miguel Pellicer.
Interesante es el resto de patrimonio eclesiástico que Calanda nos ofrece. Es el caso de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Esperanza o la “Ruta de las Ermitas”, que nos permite pasear por la calles de Calanda descubriendo la capilla de San Roque, la ermita de Santa Bárbara y San Marcos, la del Humilladero, la de la Virgen del Campo, la de Santa Águeda, y finalmente la de San Blas, en lo alto de la villa. Asimismo, no podemos olvidar el convento de las carmelitas descalzas del Desierto de Calanda, situado fuera de la población.


Pero en cuanto a su patrimonio religioso, el elemento más representativo de Calanda es su Semana Santa. La localidad pertenece a la “Ruta del Tambor y del Bombo” y anualmente congrega a multitud de personas que acuden a ver sus Pasos, cofradías y la tradicional “Rompida de la Hora”, a las doce de la mañana del Viernes Santo.


Todavía con el sonido de los tambores resonando en nuestros oídos, y de fama internacional gracias al cineasta Luis Buñuel, podemos visitar la casa de este ilustre calandino, obra del arquitecto Ricardo Magdalena, y el Centro Buñuel de Calanda, donde se muestra la rica y extensa obra del cineasta.

cal01 cal02 cal03 


Entre la arquitectura civil de Calanda destacan la Casa Allanegui, con la típica galería de arquillos aragonesa, la Casa Consistorial, la Casa de Cultura, situada en el antiguo convento urbano de las carmelitas, o la Nevera Crespo, perteneciente a la “Ruta de las Bóvedas del Frío”, al igual que la nevera conservada en el convento del Desierto de Calanda. La nevera cuenta con dos ramificaciones laterales, que fueron añadidos al original posteriormente,  que se han empleado para mostrar contenidos expositivos.   Ver ficha técnica


En una sala se muestra un audiovisual donde se explica el llenado interior de una nevera y su funcionamiento. En otra de las salas laterales,  una serie de paneles retroiluminados, nos muestra los distintos usos que podía tener la nieve guardada en la nevera: gastronomía, medicina…
En la sala central se puede contemplar cómo estaban dispuestas las capas de nieve, a través de un figurado corte transversal.

 

ENLACES RECOMENDADOS 

Más información sobre el Patrimonio de Calanda

Catálogo etnográfico. 

Catálogo Paisajístico y Medioambiental. 

20 pueblos 20 citas 22 x 2 Don Luis

0
0
0
s2smodern
FaLang translation system by Faboba